);

Apertura gradual hacia “el nuevo normal”

Ya han pasado tres meses desde que “el mundo entró en cuarentena” y vemos el comienzo de un proceso gradual de apertura.

En estos tres meses hemos analizado los comportamientos de los líderes en las diferentes organizaciones que van desde negación e inamovilidad, hasta una notable proactividad resultante del convencimiento que esta realidad del entorno debe enfrentarse y prepararse para obtener el mayor provecho posible, retomando una fuerte iniciativa hacia la recuperación del negocio.  El CEO o Gerente General debe enfocarse en superar cualquier indicio de temor o negación en los puestos gerenciales de la organización como fundamento para una recuperación exitosa.  

Enfrentamos cuatro temas prioritarios:

  • Repensar/validar el modelo de negocio y la estructura organizacional.
  • Recuperar ingresos.
  • Aplicar eficiencias operativas a través de la organización.
  • Acelerar la transición digital.

Durante este periodo, muchas empresas han demostrado una gran capacidad de reordenar sus prioridades de forma ágil e inmediata, de controlar costos y gastos, de comenzar la transición tecnológica hacia los canales digitales, han experimentado con teletrabajo, han reconocido la importancia de los colaboradores y han tomado decisiones rápidas para navegar este entorno de la forma más satisfactoria posible.  Estas empresas han demostrado tener un liderazgo resiliente que entiende y se adapta a cambios bruscos. 

En el nuevo normal las empresas deben enfocarse en la evolución de su modelo de negocio, la adaptación de su oferta de productos y/o servicios, utilizar la tecnología para lograr cercanía con el cliente, mantener una flexibilidad laboral inteligente, adaptar y fortalecer su cultura con un fuerte énfasis en el desarrollo de las competencias críticas para tener éxito sostenido.  Para lograr todo lo anterior, se requiere un proceso de planificación que establezca claramente cuáles son las prioridades estratégicas de la organización a mediano plazo.   Como una consideración primordial, debemos mantener un gran énfasis en seguridad e higiene como elementos necesarios para mantener/recuperar la confianza de nuestros clientes. 

Para cerrar y como resumen, no perdamos de vista la relevancia y gran importancia de nuestros colaboradores, clientes, cadenas de suministros y el desempeño financiero. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *