);

Fuerzas Disruptivas que rompen Tendencias

Hola amigos y espero que estén bien.  Acabo de leer el libro “No Ordinary Disruption” escrito por los Señores Dobbs, Mantika y Woetzel, resultado de su profundo estudio de “las cuatro fuerzas disruptivas” que están detrás de cambios significativos y la evolución de la economía global.

Si comparamos el impacto de estas fuerzas disruptivas con la Revolución Industrial, los cambios que éstas pueden generar son 10 veces más rápidos, 300 veces de mayor escala y 3,000 veces en su impacto, dimensionando su gran magnitud que además están provocando efectos secundarios importantes.  Estas cuatro fuerzas disruptivas son las siguientes:

  1. El Proceso de Urbanización a nivel Global:  
    Estamos siendo testigos de un desplazamiento industrial y tecnológico de enormes proporciones que está sucediendo más allá de las grandes ciudades y áreas metropolitanas en mercados emergentes como China, India, Brasil y Emiratos Árabes, lo que resultará, sin duda, en una mejora notable en los niveles de empleo, el poder adquisitivo y calidad de vida de la población en esas ciudades secundarias.
  2. El Amplio Impacto de la Tecnología:  
    El acceso a Internet a través de una mayor población está provocando altos niveles de conectividad que facilita el comercio, el procesamiento de datos e información, amplio alcance poblacional y velocidad de adopción, y por supuesto, un proceso acelerado de innovación dinámica.
  3. Un Mundo más Maduro:  
    Tanto los países industrializados, como los emergentes, están experimentando contracciones en sus índices de fertilidad y crecimiento de la población, lo que eventualmente impactará negativamente la disponibilidad de mano de obra calificada y a costos razonables; quizás una tendencia resultante de la pandemia que hemos experimentado en los últimos meses y el mayor énfasis en temas relacionados con la higiene y la salud.
  4. Mayor Comunicación e Integración Global:  
    Como resultado de estas tendencias y obviamente el gran impacto de la tecnología, vemos una fuerte interacción entre las personas, el acceso a datos, el comercio y las finanzas. Vemos la creación de múltiples polos de desarrollo que no sólo generan oportunidades, sino también un alto grado de competitividad, volatilidad e impredictibilidad.

Todo lo anterior apunta a disrupciones significativas en diversos sectores y mercados, impactando igualmente diferentes aspectos de nuestras vidas.  Las predicciones serán cada vez más difíciles y arriesgadas, la intuición será puesta a prueba y necesitaremos mayor información, datos, conocimientos e inteligencia empresarial.  Información relevante será la clave para las buenas decisiones.

Esto nos plantea como empresarios una urgente necesidad de adaptarnos a estas nuevas realidades, no asumir, sino validar, no rechazar, sino evolucionar, decidir y actuar sin temerle al riesgo razonable.  Si somos capaces de hacerlo, nuestras empresas serán exitosas en el tiempo.  Saludos y hasta la próxima.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *