iamc_gAdm No hay comentarios

Hola amigos.  En el artículo anterior les expuse una amplia gama de ejemplos y situaciones que se están presentando en diversos campos y que ya están impactando de forma radical las estrategias de los negocios.  En el artículo de hoy quiero conversar con ustedes sobre el rol de los empresarios frente a esta amenaza y la gran oportunidad que la tecnología representa.

Los dueños, presidentes o gerentes generales de empresas tendrán que aceptar que la estrategia tecnológica de la organización es un elemento crítico de defensa, de diferenciación y ventaja competitiva.

En esta época de rápida disrupción creada por los avances tecnológicos, un líder tiene que no sólo tomar conciencia de esta realidad, sino también acelerar el proceso de innovación tecnológica en la organización.  Para cualquier industria desde autos, manufactura en general, logística, finanzas, bienes raíces, medios de publicidad, detal, etc. hay un proceso acelerado de innovación que tiene la capacidad de lanzar mejores ideas con mayor rapidez y lo que antes tomaba años ahora se está logrando en cuestión de semanas y cuando mucho, meses.  Por lo tanto, la agilidad se convierte en un elemento fundamental de supervivencia e igualmente nos obliga a realizar inversiones selectivas para poder transformar nuestro modelo de negocio antes de que nuestros competidores lo hagan.

Estos disruptores hoy crecen y capturan participación del mercado con tal velocidad que es casi imposible poder competir con ellos, y aquellas organizaciones que tienen amplia capacidad financiera terminan adquiriendo a estos innovadores.

Un ejemplo tangible es la rápida transformación del detal por parte de las compañías de E-Commerce.  ¿Quién hubiera anticipado que en el 2017 el detallista número 1 de ropa para los Millennials sería Amazon?  Entendamos que Amazon no tuvo ganancias durante los primeros 20 años de existencia e invirtieron fuertemente en su plataforma tecnológica y logística para poder lograr el éxito.  La división de comercio electrónico de Walmart creció un 29% en el primer trimestre de este año frente al año anterior mientras que sus tiendas tradicionales solamente crecieron un 3.8%.  Tiendas de artículos de lujo como Louis Vuitton Moet Hennessy están lanzando una plataforma de comercio electrónico para sus artículos de lujo y ya comienzan a ver el impacto de su inversión.

Los líderes de hoy deben conformar un equipo con suficiente capacidad para mantener la operación actual y a la vez evolucionar hacia un nuevo modelo de negocio en el que la tecnología juega un rol fundamental.  Es esta tecnología la que nos va a permitir lanzar nuevos productos y servicios, mantenernos vigentes y proteger el futuro de la empresa.  La persona que encabeza el área tecnológica en una organización debe reportarse al CEO de la misma y además debemos entender que es muy difícil hoy tener una persona en el área tecnológica que domine plenamente todo lo que está sucediendo en este campo.  Debe conocer la tecnología aplicada al sector o industria de la empresa y además complementarse con un apoyo externo que le permite acceso a las alternativas y opciones del mercado.  La cabeza del área tecnológica es hoy un estratega que entiende el negocio en toda su dimensión y claramente define cómo la tecnología ayuda a transformar el modelo de negocio. Debe tener la capacidad de viajar al futuro para regresar al presente y determinar cómo la empresa va a evolucionar.

Es crítico que comiencen a ver la tecnología como algo estratégico que los protege contra los ataques competitivos y les genera diferenciación y ventajas en el mercado. También es fuente de eficiencia y productividad, aparte de facilitarles la interacción con sus grupos de interés, clientes, proveedores y colaboradores. Mire la realidad de su empresa, analice su situación y prepárese para enfrentar este desafío, y por favor nunca pierda de vista el hecho de que más allá de la innovación tecnológica, la cultura de cliente siempre será la base del éxito empresarial.

Estamos comenzando la 4ta revolución industrial, la que está basada en la innovación tecnológica.  Es una gran oportunidad y a su vez una gran amenaza. Depende de nosotros los empresarios y de nuestra capacidad de adaptarnos y evolucionar, el que podamos mantenernos vigentes y proteger nuestro patrimonio para nuestros hijos y futuras generaciones.  Saludos y hasta la próxima.